Hablar de tipos de comunicación es hablar también de habitar este nuevo tiempo que nos ha tocado vivir y hacerlo con el mejor uso de las habilidades comunicativas que disponemos como seres sociales que somos.

 

Si hablamos de atención plena, no solo hablamos de las habituales prácticas para integrar en nuestra vida cotidiana o las prácticas formales de meditación, sino que también debemos hacerlo de comprender bien los tipos de comunicación para realizar un buen uso de ellas.

Somos seres sociales y no vivimos en modo de aislamiento, sino que disponemos de habilidades comunicativas que pueden favorecer o dificultar la comunicación, especialmente en un mundo hiperglobalizado y en el que el mundo de las redes se ha conformado ya como parte de nuestra comunicación habitual.

Los tipos de comunicación más habituales.

Si de comunicación hablamos, tenemos que hacerlo de los tres tipos más comunes como son la comunicación agresiva, la comunicación asertiva y la comunicación pasiva.

Veamos ahora, para que tengas una buena información, en qué consiste cada una de ellas.

La comunicación asertiva.

Cuando hablamos de comunicación asertiva como una de las habilidades comunicativas de las que usamos a la hora de comunicarnos, lo estamos haciendo de esa habilidad tan positiva que nos lleva hacia el equilibrio entre quien habla y quien escucha. Podemos decir que es el encuentro entre quienes participan en la comunicación.

Sin duda, es la mejor opción a la hora de sostener una buena relación con los demás. Algo así como la paz y el entendimiento de la comunicación.

La comunicación pasiva.

Esta podemos decir que es una mala práctica de comunicación. Es ese tipo de comunicación en el que la persona no mira a los ojos, muestra enorme timidez, un tono de voz bajo, casi como pidiendo disculpas.

Obviamente es un tipo de comunicación que conlleva también problemas emocionales debido a ese ocultamiento de necesidades. Suele conllevar falta de expresión de lo que realmente se quiere expresar.

La comunicación agresiva.

Al hablar de este tipo de habilidad comunicativa, podemos darnos cuenta que, por desgracia, es un tipo de comunicación que suele aparecer con demasiada facilidad en las conversaciones de las redes sociales.

Es ese tipo de comunicación que utilizan quienes siempre quieren imponer sus razones y no atienden a la buena escucha, propia de la buena comunicación.

Es un tipo de comunicación ofensiva que suele generar problemas y conflictos. Es una comunicación de no respeto por los demás.

Suele ser la propia de personas con poca empatía, narcisistas y que sostienen muy poco respeto por los demás.

Podíamos decir que es la comunicación por imposición.

Comunicarse bien para crecer como personas.

De todos estos tipos de comunicación, pueden hablarte largo y tendido en el Centro de Psicología Avance Psicólogos con sus más de 20 años de experiencia y que cuenta entre sus profesionales con psicólogos especialistas que te pueden ayudar a mejorar tus habilidades sociales y comunicativas.

Y es que, hoy en día, nuestra forma de comunicarnos con los demás, más que nunca, nos define y nos posiciona como personas en este mundo tan complejo que nos ha tocado vivir.

Atención plena en la comunicación para ser más felices e impulsar nuestro desarrollo personal y profesional en este mundo tan acelerado que nos ha tocado habitar.