Un libro de Ronald Epstein que nos habla de mindfulness, de medicina y calidad humana.

 

“Estar presente”. Mindfulness, medicina y calidad humana

 

El Doctor Ronald Epstein es médico de cabecera además de profesor de Medicina familiar, Psiquiatría y Oncología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Rochester.

Tan sólo con estos datos, podemos suponer que Ronald Epstein, algo sabe sobre el asunto. Y claro que sabe.

Con una exquisita sensibilidad, el autor nos habla a lo largo del libro de la excelente posibilidad de cambiar la forma que desde la sanidad se tiene en la relación con los pacientes.

Se trata de la necesidad que plantea Ronald Epstein de “devolver la calidad humana a la medicina y a los cuidados sin perder nunca de vista lo que realmente importa”.

El principal objetivo que marca Ronald Epstein en este interesante libro es “conseguir que la asistencia sanitaria sea más consciente, atenta y humana”.

 

Un libro elemental para médicos y pacientes.

 

Doce capítulos conforman la estructura de este texto que abarca 400 páginas con títulos como “Ser consciente”, “Atención médica consciente””responder al sufrimiento” o “imaginando un sistema de asistencia sanitaria consciente”.

Ronald Epstein marca desde el principio del libro, la necesidad de un cambio en la forma de tratar y relacionarse con los pacientes.

 

 

El mundo de la sanidad, como todo en este acelerado tiempo que vivimos, carece de lo más esencial para un tratamiento de calidad de los pacientes. Y eso tan esencial no es otra cosa que tiempo y atención.

Es la gran fórmula para integrar altas cuotas de calidad en todos los ámbitos de la vida, pero especialmente en algo tan serio como es la sanidad y la relación médico-paciente. Tiempo y atención.

 

La práctica de la atención plena en medicina.

 

De ahí, que la práctica de la atención plena o mindfulness sea altamente beneficiosa tanto para el personal sanitario como para los pacientes.

Como señala Ronald Epstein, siempre es necesario ese “manifiesto personal sobre excelencia en la práctica clínica” y en este sentido el autor propone “que una consciencia consciente de uno mismo, la autovigilancia y la autorregulación conformaban la raíz del buen discernimiento, la compasión y los cuidados atentos”.

Un libro imprescindible para entender la necesidad de mejorar la calidad en la sanidad a través de un cambio personal del punto de vista entre la relación médico-paciente.