Es la gran pregunta ¿verdad?. Qué hacer para ser feliz. Es cierto que la pregunta es fácil pero las respuestas no tanto.

 

De la felicidad en las pequeñas cosas”. Anselm Grün Editorial Kairós

 

 

En este caso, para responder a esa gran pregunta de qué hacer para ser feliz, Anselm Grün, como monje de la abadía de Münsterschwarzach, tiene algunas buenas respuestas que te van a ayudar.

El padre Anselm, que para muchas personas es un consejero y un verdadero compañero espiritual, se centra en encontrar esas respuestas en la maravilla de las pequeñas cosas.

A lo largo de la lectura de este breve y excelente volumen, no he podido dejar de recordar mi máxima que conocerás si me sigues a través de esta web de plenacción o de mis redes sociales que no es otra que mostrarte que “lo extraordinario está en lo cotidiano”.

En la introducción ya hay una verdadera declaración de intenciones sobre las recetas que cuenta el autor para responder a esa pregunta de qué hacer para ser feliz.

 

La modestia como base de la felicidad.

 

Dice Anselm que “quien es modesto también está satisfecho con su vida. No alberga aspiraciones descabelladas. La modestia también guarda relación con la sencillez. El modesto está satisfecho con una vida sencilla”.

Esa es la raíz de un espléndido sentido de la felicidad en un mundo que corre demasiado, que está demasiado enfrascado en la autosatisfacción basada en el poder, el dinero y la agresividad de creer que se vive en la ausencia de interdependencia.

Como católico, a lo largo del libro encontrarás muchas referencias cristianas y la presencia de Dios. Pero no debe echarte para atrás la lectura, ni mucho menos, aunque no seas creyente.

Las enseñanzas del libro desde cualquier tradición espiritual te van a otorgar el regalo de descubrir la sencillez de las respuestas a qué hacer para ser feliz.

 

 

Habla largo y tendido sobre las necesidades como seres humanos y la satisfacción. Y lo normal es descubrir que la paz interior es la condición previa para la satisfacción.

 

Una lectura de serenidad para entender por qué ser feliz.

 

En tan solo un centenar de páginas, vas a aprender cual es el verdadero motor de la felicidad. Y lo vas a poder hacer a través de la sencilla palabra de este monje que se mueve en la serenidad como pez en el agua.

Todo para que puedas darte cuenta de que una vida lograda en la que respondes con sinceridad a la gran pregunta de qué hacer para ser feliz, es una vida que se basa en la gratitud, la libertad, la independencia, la modestia, la sencillez y la claridad.

Una vida plena que merece ser vivida con la intensidad de quien vive en el instante presente abriéndose a cada paso a lo que ocurre aquí y ahora.