conseguir objetivos es lo que siempre te propones terminadas las navidades. Así que tras el punto y final de 2015, inicio un nuevo año cargado de ideas, objetivos y metas tanto en lo personal como en lo colectivo desde Plenacción como Consultoría en desarrollo personal y profesional basado en mindfulness.

 

Sí, de acuerdo, es un tiempo que basamos en una convención, pero disponer de 365 días por delante, desata el deseo de conseguir objetivos, de conducir, reconducir, idear y consolidar nuevos ámbitos en cuanto a tu propio desarrollo personal y es algo que me gusta y que hago cada año.

 

Organizar las horas de 24 en 24 y dividir tiempos en años, puede ser una genial convención para, desde la buena organización de tu tiempo, aprender que la vida es sólo aquí y ahora. Instante presente tras instante presente y tú eres el dueño y dueña de eso. Así que conseguir objetivos es algo posible. Se trata de que te los propongas y que disfrutes del camino.

¿Te atreves?

Y es que además de sumarme a los retos de Esther Ontiveros en su web “vivir en la pirámide” que os invito a descubrir y a seguir, y disfrutar también con las verdades de los 10 pasos a los que nos invita Cristina del Universo de Cris para conseguir nuestros objetivos y metas, me he propuesto, como cada año, algunos míos que quiero compartir con vosotros y vosotras.

El próximo 10 de junio de 2016 Plenacción cumplirá su tercer año y me he propuesto que este sea el de su consolidación y expansión.

Cuando me planteaba conseguir objetivos desde aquél 10 de junio de 2013, veo con satisfacción, como poco a poco, muchos e han ido haciendo realidad.

Este año 2016 además, para mí, tiene un significado especial, pues en este mundo de convencionalismos en lo que al tiempo se refiere, según los calendarios, el 19 de septiembre cumpliré 50 años y eso me hace una especial ilusión y lo tengo como el recorrido hacia una nueva frontera de una vida más centrada en lo cooperativo que en lo competitivo, en lo espiritual que en lo material. Simplemente en vivir desde el instante presente.

Aunque económicamente todavía no puedo vivir de mi proyecto, si lo hago de corazón, pues las satisfacciones de ver y sentir como puedes servir de ayuda a otros, no está pagado con nada.

En lo profesional, además, se me abre la oportunidad de un nuevo tiempo, que me permitirá poder hacer algunas inversiones en la consultoría, que puedan ser beneficiosas para quienes me seguís.

En lo personal (sabiendo que esto también repercutirá en mi trabajo como consultor), quiero seguir adelante con el disfrute del running tras unos meses de parón por una lesión y un pequeño accidente en vespa debido a la falta de atención de otro conductor. Una práctica deportiva que me tomaré con más calma, disfrute y atención en el que me importa ya más la perseverancia que conseguir objetivos con el fin de alcanzar algunos tiempos concretos (la edad se nota jejeje).

 

Siguiendo con las indicaciones de Esther Ontiveros y nuestra común amiga maestra nutricionista Malva Castro, pretendo darle un buen impulso a mi alimentación vegetariana, trabajando en una mayor atención y poniéndome “serio” para disfrutar del aprendizaje de la cocina (soy un humilde hacedor de recetas), pero pretendo empezar a contaros en el blog, todos mis descubrimientos.

Atención también en nuevas lecturas y nuevo impulso a mi pasión personal por el cine y buenos documentales que se están haciendo.

Continuar e invitar a todos y todas a descubrir los beneficios de madrugar, no para tener que ir al trabajo, sino incluso antes para poder disfrutar de un tiempo de silencio, meditación e introspección en soledad, que tan necesario es y tanto beneficio me está dando sin pretenderlo.

Continuar, como no, en la práctica de mindfulness para que la vida con atención esté siempre presente en mí y poder seguir dando a conocer sus posibilidades y beneficios tanto en todo lo concerniente al desarrollo personal como al profesional.

Nunca jamás como en estos tiempos hemos tenido tanta libertad para dar rienda suelta a la creación de nuestra propia vida. Conseguir objetivos: ¿Quién o qué te lo impide?

Si aceptas, de una vez por todas, que lo único real de lo que dispones en este preciso instante es, precisamente, el aquí y ahora, y aceptas que estarás en este mundo un solo tiempo, te convertirás en un ser libre y poderoso para transformar tu propia vida en lo que tú quieras.

No es sencillo, de acuerdo; pero sí posible. Y de ello te voy a hablar y mucho.

Me lo habéis oído decir muchas veces y me lo seguiréis oyendo y leyendo. No estamos atravesando una crisis…estamos en el camino de un cambio de era con lo que eso significa.

Adaptarse al nuevo tiempo, descubrir y vivir las nuevas oportunidades, aprender a trabajar para minimizar los peligros que también aparecen y darse con todo corazón en un nuevo viaje vital, es tarea de cada uno y una. Siempre desde la consciencia de que no viajas en la soledad de un pequeño barco, sino en la interdependencia con todo lo que descubres, ves y sientes en cada uno de tus instantes presentes.

Aquí y ahora. No hay más. Y sobre esa presencia, puedes ser capaz de ir haciendo realidad cada una de las metas que te propongas. Siempre desde la aceptación de que importa mucho más ese camino que pretendes recorrer, que la meta o el objetivo en sí.

El fracaso no existe. Es tan sólo un invento para incapacitarte hacia tu propio desarrollo personal y evitar conseguir objetivos. No lo permitas

Lo importante es lo que haces en cada uno de tus momentos con atención y devoción…lo demás no importa. Ya sabes: el mundo es aquí y ahora.

Y por lo demás, en este nuevo año de 2016, me propongo sacar a la luz dos libros y en febrero poner en marcha ya el nuevo programa mindfulness on-line en el que estoy trabajando…y unos meses más tarde, otro muy, muy especial en el que tan sólo habrá 10 0 12 plazas por edición (te iré contando).

Pretendo también darle un impulso a los videos en el canal de Youtube y, como no, seguir invitándote al descubrimiento de nuevos libros y autores a través de la BiblioMind.

Y desde mi web de fotografía y mindfulness, la imagen y la palabra a través de www.fotomontoya.es desde donde seguiré trabajando en otra de mis pasiones: la fotografía y la palabra.

Que este 2016 te sea propicio y sigas aprendiendo a estar aquí y ahora.

Que la práctica de la meditación se convierta en un elemento esencial de tu día a día.

Vamos a vivirlo. Nos lo merecemos. ¿No crees?

Gracias por estar ahí.