Para conocer la mística femenina, nada mejor que lanzarse a la lectura de este libro de Mirabai Starr.

 

Misericordia salvaje”. La sabiduría de las místicas. Mirabai Starr. Editorial Kairós

 

 

Como señala la autora al principio de este interesante volumen sobre la mística femenina: “Las mujeres no siempre se sienten cómodas en el seno de las instituciones religiosas tradicionales; y eso es probablemente porque la estructura del edificio con que se han construido las religiones organizadas de este mundo y su mobiliario ha sido diseñada sobre todo por y para los hombres”.

Ni un ápice de contrariedad con su reflexión. Totalmente de acuerdo con su afirmación.

Quienes hemos atravesado la barrera de los 50 (creo que los de 40 también), y fuimos educados en alguna creencia religiosa (en mi caso la católica), no se nos hablaba nada de la mística femenina, salvo para hacerlo, en algún caso y muy tergiversado, de Santa Teresa de Jesús y Sor Angela de La Cruz.

Religión y mística femenina siempre atada a alguna tradición religiosa desde las cadenas de las jerarquías. Nunca nos hablaron de su libertad como mujeres, de su libre espiritualidad.

Mirabai Starr, progesora de Filosofía y Religiones del mundo en la Universidad de Nuevo Méjico, consigue a través de las interesantes páginas de este libro, abrirnos los ojos y la mente, hacia la espiritualidad libre de la mística femenina encarnada en mujeres de toda tradición espiritual.

Cada capítulo de Misericordia salvaje es un tapiz con las mejores cosas que he aprendido de mujeres sabias del pasado y del presente entremezcladas de reflexiones y anécdotas personales”

Ese es el monumental trabajo que hace la autora a lo largo del libro. En el que cada capítulo “se centra en una estación particular del viaje de sabiduría de las mujeres, como caminar con el corazón partido o recorrer el sendero de la autoexpresión creativa”

 

 

Mirabai nos abre la puerta de su propia sabiduría y práctica para que descubramos a Kisa Gotami, Shakti, Saraswati, Juliana de Norwich entre otras muchos ejemplos de mística femenina, y también otra mirada sobre Teresa de Jesús o de María Magdalena.

Otra de las cosas que me han encantado del libro, son esas invitaciones “a profundizar” que la autora hace al final de cada capítulo.

Una obra que te invito a descubrir y que, estoy seguro, te dejará huella.

Y por cierto, que no es un libro de mujeres para mujeres, como tampoco lo es “Mindfulness para las mujeres” de Vydiamala Burch y Claire Irvin Es un libro de un ser humano para toda la humanidad porque religión y espiritualidad no quiere decir jerarquía y poder, sino más bien libertad y vida.