La meditación zen es el “arte” perfecto de sentarse y sentirse. Sabiduría y luz para nuestro día a día.

 

Una práctica esencial para sentar las bases de una buena vida mindfulness. La meditación zen como práctica de armonización, compasión y sabiduría.

 

“Emprendiendo el camino del zen” Robert Aitken Editorial Kolima

 

Toda mi vida cambió a partir de leer “Zen en el tiro con arco” de Eugen Herrigel en aquél ejemplar de la editorial Kier que me regaló allá por 1995 un amigo al que considero mi primer maestro. Fue mi primer contacto con la meditación zen

Después llegaron a casa el cojín de meditación y el zafutón y poco a poco fueron entrando Alan Whats, Taisen Deshimaru, Barbara Kosen, Jack Kornfield, los retiros con Dokusho Villalba y Denko Mesa en el Templo Lus Serena, la aparición del concepto de mindfulness y Jon Kabat-Zinn, Christophe André, Ronald Siegel y tantos otros y otras que van encontrando hueco en la biblioteca y en mi corazón de practicante y tanto me ayudan, también, en mi labor como Consultor en desarrollo personal y profesional basado en mindfulness.

 

meditación zen

Con los Maestros Dokusho Villalba y Denko Mesa en el Templo Luz Serena de Requena (Valencia)

 

Se dice que “un libro es el dedo que señala la luna, pero no es la luna” y yo sigo entrando en los libros para ir acercándome a esa luna y de los nuevos que me llegan, aparece “emprendiendo el camino del Zen” de Robert Aitken para seguir hablándonos de la meditación zen de una forma clara y concisa.

La Editorial Kolima ha publicado este libro de Aitken, referente de la práctica del Zen en Occidente, a través del que bien puedes empezar a comprender lo que significa el Zen y, como no, su práctica esencial que es la meditación zen.

En algo más de 150 páginas, Robert Aitken es capaz de condensar de manera asequible y fluida la esencia de la meditación zen, de su práctica y de sus formas.

 

Tanto para quienes se quieran iniciar en la vía del zen, como aquellos que han entrado en la meditación a través de la práctica de mindfulness o quienes quieran profundizar aún más en su práctica, éste es un buen ejemplar que debes de tener y leer.

Carmen Monske, maestra zen, en el prólogo señala que la meditación zen “es un camino que transforma el carácter, que aporta paz, atención y compasión” y que “quiere conducirnos a nuestro núcleo, a nuestro ser más profundo, desde donde brota la fuerza para la vida cotidiana”.

 

"Los libros son el dedo que señala la luna, pero no son la luna"

“Los libros son el dedo que señala la luna, pero no son la luna”

 

Y es ese el principal sendero que nos va señalando Robert Aitken a lo largo de cada una de las páginas.

Cuando estás en un retiro de meditación y en la última sesión del día, antes de la extinción de luces, sientes todo el movimiento de tu respiración en el silencio y suenan los golpes del tambor y la voz de un monje recitando aquello de “Desde lo más profundo del corazón os digo a todos que vida y muerte son un asunto serio. Todo pasa deprisa. Estad siempre muy vigilantes, nadie sea descuidado, nadie olvidadizo” te das cuenta de la inmensa fuerza de la práctica de la meditación zen.

Sin duda, este acierto de la Editorial Kolima al publicar “Emprendiendo el camino del zen”, debes aprovecharlo para sentar las bases de tu práctica de meditación y del encuentro con una forma de SER, ESTAR, HACER y TENER que cambiará tu vida a mejor como mi zafú y mi zafutón han cambiado la mía.

La práctica continúa; No termina nunca.

Cada mañana, esté donde esté, escucho la campanita del despertar y cada noche el gong que anuncia la extinción de luces.

Es la vía del Zen.