Meditación contemplativa como práctica para habitar en el instante presente. 

 

Meditación contemplativa”. Presencia, gozo y silencio. Miriam Subirana Editorial Kairós

 

 

En Plenacción ya he presentado varios libros de Miriam Subirana. Un descubrimiento en el que seguiré insistiendo. La pasión, su pasión por acercarnos al Ser con mayúsculas de una forma cercana.

En este caso, Miriam Subirana, nos presenta su obra meditación contemplativa con un buen subtítulo.

Nada menos que hablar de presencia, de gozo y silencio para invitarnos a llevarnos a la tarea de conocernos. De conocerte, de disolver aquello que se convierte en barrera para llegar a tu SER.

Te invito a descubrir “El poder de nuestra presencia”, “La gran liberación”, “Cómplices”, “El placer de cuidarnos”, libros de la autora que, seguro, se convertirán en manuales indispensables para tu vida en el aquí y en el ahora.

En el caso que nos ocupa, Miriam nos habla de la meditación contemplativa como un ejercicio de descubrir la verdadera razón de tu SER. Es un libro muy práctico que nos acaricia desde el primer momento.

Abres bien los ojos desde el primer momento en el que Miriam te dice que “mientras vivimos como real lo que es falso, estamos atrapados en espejismos que nos llevan a sufrir”.

Y a partir de esa sabiduría, la autora recorre en cada capítulo buenas pautas claramente explicadas para aprender a meditar y a ejercitar la bondad de la meditación contemplativa.

El mejor espacio de práctica para acercarte al aquí y al ahora. Al momento presente en el que puedes aprender a trabajar para diluir ese sufrimiento que te atenaza.

Además de su lectura amena y certera, Miriam te propone la práctica y para ello, a lo largo del libro, irás encontrando códigos QR a través de los que podrás acceder a meditaciones guiadas en formato de audio.

 

 

El camino, como indica Miriam, en este espacio de la meditación contemplativa, está en “atravesar el desierto es andar en una travesía liberadora. Para hacerlo, uno reafirma su intención y voluntad: sí quiero soltar, dejar ir para dejar venir y permitir que llegue lo que ha de llegar”.

Y es que es desde la voluntad personal e íntima, la que debe llevarnos a realizar el excelente trabajo que nos propone Miriam en su sabiduría contemplativa.

Una obra más que se convierte en indispensable para transitar nuestro camino personal. El camino que debe ser habitado siempre desde el instante presente porque es el único real que tienes aquí y ahora.