Para hacer una gestión eficaz del tiempo, tienes que hacer un buen análisis de cómo gastas tus horas.

 

No te agobies porque es fácil. Aquí te dejo alguna buena idea que, seguro, te será de utilidad para disfrutar más de tu tiempo y evitar el estrés.

 

Nuestra proverbial falta de atención y el habitual estrés que se vive en la vida cotidiana, hacen que no seas consciente de las horas que atraviesas durante una jornada.

Marcarse objetivos semanales con cosas que quieras hacer, es un buen comienzo para analizar cómo gasta tu tiempo.

Prueba a conocer si haces una buena gestión de tu tiempo durante una semana.

 

Te recomiendo que te marques un par de objetivos para hacer durante una semana.

Algo sencillo y que sea de tu agrado, tipo “leer x páginas”, “ver x documentales”, “ver x películas”, dibujar, escuchar música, escribir.

Temas que tengan que ver más con el ocio que con tus habituales tareas.

Anota en un cuaderno en qué gastas las horas de tu día a día durante esa semana. Como cuando te hacías un horario en el colegio.

Es muy probable que, terminada la semana y analizado el gasto de tus horas, no hayas conseguido ninguno de los objetivos que te habías propuesto.

Eso sí, te aseguro que buscarás todo tipo de disculpas para convencerte de por qué no lo has hecho, pero la clave es que no has tenido una gestión eficaz del tiempo.

 

Activa tu compromiso con el tiempo para una buena gestión de tus días.

 

Debido a esa falta de atención de la que siempre hablo cuando hablo de mindfulness, es normal que te pase eso; que las horas se te vayan como arena de playa entre los dedos.

Una buena solución es hacer un examen de en qué te gastas las horas durante una semana.

Seguramente descubras que hay mucho tiempo “malgastado” no por no hacer nada (eso tampoco está mal), sino porque no has sido consciente de ese tiempo.

Te ha fallado estar en el aquí y ahora y analizar el por qué de ese gasto.

Apaga la tele para una buena gestión eficaz del tiempo.

 

Por ejemplo, una de las mejores formas de ganar tiempo es apagar el televisor. No para no ver nada, sino para no ver tonterías que no te aportan nada.

En mi caso, que soy un loco de la comunicación, me gusta la prensa escrita, informativos de radio y telediarios. Este año 2020, decidí no ver telediarios salvo los fines de semana, y dedicar ese tiempo a ver cosas que me interesasen.

Estoy logrando, cada día, disponer de más de una hora de mi tiempo para ver aquello que realmente me interesa y me aporta.

Sólo con hacer una pequeña variación en la gestión de tu tiempo, puedes lograr un nuevo y eficaz modelo de gestión de tu tiempo.

Vive las horas, no las pases.

 

Activando el modo “conciencia aquí y ahora”, vas a ser capaz de encontrar ese tiempo que te hace falta para llevar una vida más consciente de lo que haces y dejar de perder tiempo por no estar presente en tu tiempo.

Parece un trabalenguas, pero es una realidad cotidiana.

No hacer una gestión eficaz del tiempo, es el camino perfecto para la ansiedad, el estrés, el malhumor, la apatía y la frustración.

 

Lista de 4 tareas para que vivas tu tiempo.

 

Aquí tienes algunas ideas que a mi me han sido muy útiles a la hora de ir mejorando la gestión del tiempo.

Y, por supuesto, te recomiendo la lectura de estos dos libros:

LAS CUATRO IDEAS:

 

1.- Prueba a comenzar con la práctica de la meditación.

2.- Dedica algún tiempo al noble arte del silencio.

3.- Apaga el televisor. Solo utilízalo para ver programas que te aporten algo

4.- Cada dos horas, haz una parada de 2 o 3 minutos para ser consciente de tu respiración

Si ni siquiera tienes tiempo para hacer alguna de las 4 tareas que te propongo, es que tienes un grave problema de gestión eficaz del tiempo.

Prueba a cambiar tus hábitos. Verás como en poco tiempo lo agradecerás.