Equilibrio emocional, ¿suena bien, verdad?. Sí, claro, pero el problema está en alcanzarlo y trabajar para mantenerlo. Te dejo algunas claves que te van a servir

 

Claves e ideas para alcanzar el equilibrio emocional aquí y ahora.

 

Y es que, como no puede ser de otra manera, el equilibrio emocional se gesta en el aquí y ahora y existe tan sólo en el aquí y ahora. Instante presente tras instante presente. ¿O te creías que había otro lugar al que acudir?.

Si hay que ofrecer una definición de lo que es el equilibrio emocional, hay que señalar que son las respuestas emocionales adecuadas al entorno en el que vivimos. Así de claro, pero también así de complicado.

Sometidos a toda fuente de distorsiones, cambios, aceleraciones, distorsiones y “ladrones de tiempo”, hacemos que nuestra vida, la que discurre en el aquí y ahora, no esté nunca donde debe de estar y toda nuestra atención se encuentre dispersa en mil lugares, lo que tiene como consecuencia una mala salud y, por supuesto, un pésimo equilibrio emocional.

Entre otras cosas porque nos pasamos el día reaccionando más que respondiendo.

En el Taller de iniciación a mindfulness que haces cuando te suscribes a Plenacción (si aún no estás suscrito o suscrita, te invito a hacerlo en cuanto acabes de leer este post), te muestro un dibujo que es muy sencillo para entender lo que ocurre cuando tomas las riendas de tu vida y para darte cuenta de que el verdadero dueño de tu vida no es tu pensamiento, sino el YO que observa ese pensamiento.

equilibrio emocional

el equilibrio emocional está en dominar las riendas de tu vida, pero esas riendas las lleva el YO PROFUNDO

 

A la hora de comenzar a trabajar por ese equilibrio emocional que buscas, lo primero que puedes hacer es comenzar con alguna práctica que te ayude a encontrar serenidad. Te recomiendo mindfulness, sin duda.

Ese equilibrio emocional, determina que estés todo el día en una situación de equilibrio, en el que no haya demasiados puntos ni altos ni bajos de tensión y aceleración o desaceleración.

 

¿Qué claves puedes empezar a trabajar para conseguir tu equilibrio emocional?. En este post te voy a invitar a que empieces a descubrir 10. Un buen número para que el equilibrio emocional comience a aparecer en tu día a día.

Claves del equilibrio emocional en 10 ideas

 

1.- Practica mindfulness o atención plena.

Te aseguro que no te arrepentirás. Desde Plenacción puedo ayudarte a implementar la atención plena en tu día a día para encontrar ese equilibrio emocional que necesitas.

 

2.- Sal de tu zona de confort.

Perder el miedo es una parte importante de tu nueva vida. Quedarte en la zona de confort en la que crees que estás protegido o protegida, es encerrarte a no disfrutar de las inmensas abundancias que el mundo tiene. Si no te lo crees, te animo a que leas el libro de Sergio Fernández que, seguro, te sorprenderá: “Vivir con abundancia”

 

3.- Practica algún tipo de deporte.

Sí, por moderado que sea. Andar está bien y, además, cuando disfrutas de la práctica de mindfulness, la mera tarea de caminar consciente, puede ser un inmenso placer en cada uno de tus recorridos. Mindfulness y deporte

4.- Sé amable y no juzgues.

Sí, algo muy complicado. No tanto lo de ser amable, sino lo de no juzgar, pues nos pasamos demasiado tiempo con la vista puesta donde no debemos, juzgando todo lo que hay a nuestro alrededor. ¿Y si pusieses una mirada infantil sobre todo?. En realidad, puedes llegar a ver las cosas, simplemente, tal y como son.

5.- Aliméntate, no devores.

Un buen equilibrio emocional se hace evidente a la hora de relacionarnos con la comida. Los trastornos alimentarios suelen devenir por graves procesos emocionales. En condiciones normales, puedes aprender a relacionarte mejor con tu proceso de alimentación. Comer, como respirar o beber es necesario, pero en la búsqueda de tu equilibrio emocional, es importante “darse cuenta” de qué comes, cómo lo comes, cuando lo comes y por qué lo comes. Si quieres aprender a comer, déjame que te recomiende esta lectura: “Comer atentos” y “mindful eating”

6.- Sonríe.

Sí, así de sencillo. Es simple pero efectivo. Al mal tiempo buena cara. Imagina que, de verdad, es cierto lo que nos plantean documentales como “¿Y tu que sabes?”, “¿Y tu que sabes 2?” y el libro “La Matriz Divina” que te recomiendo fervientemente. ¿y si puedes crear tu realidad?. Es el poder de la atracción ¿no crees?.

7.- Acepta lo que no depende de ti para cambiar y cambia lo que depende de ti.

Al hablar de equilibrio emocional, tienes que tener en cuenta, que muchos de los desequilibrios emocionales que vivimos, suelen responder a la dinámica de lucha contra “una pared” que sabes que es imposible de mover, pero sigues dándote de cabezazos con ella, cuando lo inteligente es, desde la serenidad, “darse cuenta” de que junto a ese muro, hay una ventana o una puerta para encontrar nuevas formas de salir del problema. La perfección no existe y vives en una continua interdependencia con todo lo que te rodea. El día que empieces a aceptar esta máxima, te aseguro que tu vida comenzará a dar un giro.

8.- Camina por la vía de en medio.

Es posible que esto te parezca una “boutade” al hablar de equilibrio emocional, pero hay que tener claro, que hablando de equilibrio, por supuesto, la vía está en sostener ese equilibrio en el lado medio de las cosas. ¿no te parece?. Por lo tanto, todo en exceso es malo…muy malo. Puedes aplicarlo a todo. Es el manejo de la conciencia como foco de tu libertad, la que te va a enseñar dónde está la clave. Por eso lo de la meditación es tan importante

9.- Acepta lo inevitable.

Sí, siento ser un aguafiestas, pero por si no lo sabes, te vas a morir. “Hala que bruto”, dirás, pero en realidad es mucho mejor que lo tengas presente. No es que le estés dando vueltas todo el santo día, pero a la hora de encontrar el equilibrio emocional, es bueno “darse cuenta” siempre de la fugacidad de las cosas. Nada permanece y todo cambia y cada uno de nosotros y nosotras, no somos menos.

La percepción y el hecho del fin, es un acicate para proceder a relativizar las cosas. Respecto a esto hay un buen libro que te recomiendo que se titula “Si sólo me quedara una hora de vida” de Roger-Pol Droit

10.- Mente-cuerpo que cada uno no vaya por su lado.

Para establecer un buen equilibrio emocional, también es bueno “darse cuenta” de esto que te puede parecer una perogrullada, pero que no todo el mundo tiene claro.

Acordarse sólo del cuerpo cuando duele, o atender tus estados emocionales sólo cuando gritan de dolor, no es un camino correcto para encontrarse con el equilibrio emocional necesario a la hora de vivir con serenidad y ponerse las “gafas mindfulness”.

Todo lo que ocurre en tu mente, tiene repercusión en tu cuerpo y todo lo que le ocurre a tu cuerpo, termina teniendo repercusión en tu mente. Y en ese punto de equilibrio estás tú. Ese YO ESENCIAL que permanece inmutable. La práctica de mindfulness te muestra cómo instalarte en ese camino.

Estas 10 ideas para conseguir y sostener un buen “equilibrio emocional” son una receta, por supuesto, ampliable a muchas herramientas más que tienes a tu disposición, pero que nos negamos muchas veces a ver.

Aquí y ahora, recuerda esto siempre. Es el momento en el que te darás cuenta de que la vida, es eso que discurre, como decía John Lennon, mientras tú estás viajando y dando saltos entre el pasado que ya fue y el futuro que aún no ha llegado.

Te invito a ponerte “las gafas mindfulness” con la vida simple; un buen tratamiento para conseguir el equilibrio emocional que todos y todas necesitamos. Enraízate en el aquí y ahora. Esa es la clave.

 

ESTOS SON LOS OTROS ENLACES DE LA VIDA SANA:

-Del estrés a la paz interior. VIDA SANA I

-Combatir el estrés. La organización del tiempo. VIDA SANA II

-Tratar la ansiedad con mindfulness. Otra forma de mirar. VIDA SANA III