Eliminar pensamientos negativos, es uno de los objetivos que se suelen buscar con más ahínco a la hora de tratar de encontrar calma y serenidad entre tanto ruido que nuestra mente produce a lo largo del día.

 

Eliminar esos pensamientos negativos, bien es verdad que no es cosa de un día, pero con la práctica basada en mindfulness o atención plena, la rumia mental disminuye y mucho.

 

Como ese pequeño botón que los mandos de la televisión tienen para que se quede en silencio cuando llega el momento del bombardeo publicitario, tienes que darte cuenta que nosotros y nosotras, también traemos de serie una especie de botón similar, que nos sirve perfectamente para eliminar pensamientos negativos que nos dificultan nuestro desarrollo personal y profesional.

Es el botón “mute” de silencio,  el cállate que no quiero escuchar la verborrea mental que produce dispersión y fatiga.

El botón en nuestro caso, se llama atención plena o mindfulness.

A través de su práctica, nos podemos situar en una especie de sofá del observador en el que, a través del anclaje en nuestra respiración, nos resituamos frente a esa cascada de ideas a la que nos aferramos.

Es desde esa posición de meros observadores de lo que ocurre en nuestra mente, como podemos empezar a eliminar pensamientos negativos de nuestra cabeza.

¿Te has sentado alguna vez en completo silencio un rato?. Seguramente, al principio, no seas capaz de estar en esa posición más de uno o dos minutos, pero con constancia y perseverancia, podrás ir alargando el tiempo de quietud para permanecer en ese silencio que antecede al “darse cuenta” de que eliminar pensamientos negativos no es tan complicado. Es tan sólo cuestión de tiempo.

Nuestro principal problema con esos elementos distorsionadores de nuestra “máquina de liarla” en que se convierte nuestra cabeza, es que nos los creemos demasiado y tendemos a aferrarnos a ellos creyendo que ellos somos nosotros.

Parece un trabalenguas ¿verdad?. Pero con la práctica de mindfulness, puedes llegar a ver como trabajar para eliminar pensamientos negativos de tu mente, te lleva a un mayor espacio de serenidad y comprensión de que todo lo vemos con el filtro de nuestras propias lentes de percepción.

La realidad es la que es AQUÍ Y AHORA, pero nosotros y nosotras le imponemos juicios, valores, necesidades, deseos…y terminamos atrapados por ideaciones que, en muchos casos, son fáciles de erradicar pues como vienen pasan.

 

Si aún no lo has hecho, quiero recomendarte que te suscribas a Plenacción (puedes hacerlo ahora mismo desde este enlace) y hagas el Seminario de Introducción a Mindfulness que te irá llegando de forma gratuita y que dura una semana. Ver la video clase de 30 minutos también te dará algunas buenas ideas con las que trabajar.

Practicar mindfulness, te va a ayudar a eliminar pensamientos negativos y a mejorar tu estrés e ir aprendiendo a gestionar bien tu tiempo.

Cuando tengas una buena base de práctica, como en los mandos de las televisiones, reconocerás en ti ese botón de un altavoz con un aspa y sabrás como oprimirlo para eliminar pensamientos negativos que te distorsionan la realidad.

Te invito a que no te olvides nunca de que lo extraordinario está en lo cotidiano y que, desde el silencio, observar tus pensamientos te harán ver que son como nubes que pasan. Habrá tormentas, eso nunca se puede quitar, pero sabrás que son de paso y que después volverá a salir el sol.