Como practicar ejercicios de meditación para niños

Con el título “Tranquilos y atentos como una rana”, la autora Eline Snel, logra en un preciso y práctico libro publicado por la Editorial Kairós, lograr que los ejercicios de meditación para niños sean un juego con el que iniciarse en la práctica de la atención plena o mindfulness.

Muchos padres y educadores, se preguntan sobre la posibilidad de hacer ejercicios de meditación para niños, tanto en casa como en las escuelas. Hoy en día ya se están haciendo prácticas en escuelas con niños pequeños que están teniendo muy buenos resultados.

Con el título “Tranquilos y atentos como una rana”, la autora Eline Snel, logra en un preciso y práctico libro publicado por la Editorial Kairós, lograr que los ejercicios de meditación para niños sean un juego con el que iniciarse en la práctica de la atención plena o mindfulness.

Muchos padres y educadores, se preguntan sobre la posibilidad de hacer ejercicios de meditación para niños, tanto en casa como en las escuelas. Hoy en día ya se están haciendo prácticas en escuelas con niños pequeños que están teniendo muy buenos resultados como ya amparan diversos estudios en el que se refleja que su práctica, reduce el estrés de forma considerable. Puedes ver un ejemplo en este artículo sobre mindfulness para niños y algún que otro ejemplo en la publicación de la revista “Somos”.

 

En el libro que hoy te presento, Eline Snel, dirige su atención a grupos de niños entre 5 y 12 años y a sus padres, a los que invita a realizar una sencilla inmersión en las prácticas de la atención plena o mindfulness con el objetivo de ayudar a los niños a practicar la relajación, a calmarse y lograr que se concentren mejor en lo que hacen.

Esta terapeuta holandesa, nos ofrece a lo largo del centenar de páginas que conforman el libro, una forma amable de llevar la serenidad a la infancia. Estructurado en 10 capítulos y escrito de forma sencilla y acompañado de dibujos, los padres y educadores van a encontrar en él una buena herramienta de trabajo. Con el libro viene también un cd con ejercicios de meditación mindfulness para niños que no defrauda. Estoy seguro de que lo repetiréis con vuestros hijos o educandos más de una vez.

Construir un “parte metereológico personal” para controlar las emociones, aprender a escuchar al cuerpo, conseguir que los niños vean la realidad como si fuera algo nuevo que descubren cada día, convertirse en una pequeña rana para jugar con la atención, son algunos de los muchos ejercicios que los niños pueden hacer guiados por sus padres o tutores.

En definitiva, un libro muy recomendable con el que aprenderás que practicar ejercicios de meditación mindfulness para niños se puede convertir en un agradable juego para la escuela o la casa con los que aprender toda la familia, que se puede vivir con más intensidad desde la serenidad.

El resultado, como señala la autora, es que con el método que plantea, basado en el desarrollado por el prestigioso Jon Kabat-Zinn, los niños duermen mejor, están más concentrados y se sienten más seguros.

¡Que lo disfrutéis en familia!