Estamos en un nuevo tiempo. Nuestros modelos de vida están cambiando de forma acelerada y los cursos online, como la base de la futura forma de formarse y adquirir conocimiento, son ya esenciales.

 

La aparición de la revolución digital y la continua aceleración de la innovación en este campo, junto con el desarrollo de internet en la última década, ya hacen que aquellos primeros momentos en los que la formación a distancia era a través de libros o material enviado por correo, sea ya hablar de la edad de piedra de la formación online.

Fueron los envíos de material vía correo postal, lo que luego se conoció como EAO (Enseñanza Asistida por Ordenador) la primera formación a distancia.

En pocos años, con la posibilidad de hacer cursos online, la formación ha dado un paso de gigante para que podamos acceder, desde cualquier lugar, a una formación de calidad y al conocimiento en un mundo globalizado.

En este caso, la experiencia del alumnado en los cursos online, suele ser altamente positiva y evidencia que ya no hay marcha atrás en este tipo de formación que, cada día, se hace más accesible y necesaria.

Como bien hemos dicho anteriormente existen varias opciones interesantes en internet, por ejemplo CEAC es una de las mejores academias para formarte online, si te interesa este centro de estudios, puedes visitar este enlace: https://ceacopiniones.es/experiencias-ceac y ver las experiencias de alumnos que han realizado cursos con ellos. Y es que la experiencia del alumnado es fundamental a la hora de darnos cuenta del gran potencial que tienen los cursos online.

Algunas de esas ventajas respecto a la formación tradicional, son la mejora en el curriculum, una mayor flexibilidad a la hora de formarse, la perfecta compatibilidad entre la vida laboral y la vida como estudiante, el acceso continuo y la mejora continua de la formación y el conocimiento, la deslocalización geográfica, por la posibilidad de poder formarte en centros que están fuera de tu entorno o la mayor responsabilidad y autonomía que se adquiere.

Esa es la grandeza de la formación online hoy en día, y es que produce también un efecto democratizador del conocimiento, pues como soñaban los enciclopedistas franceses, hoy ya es una realidad accesible; un futuro que ya es presente: El conocimiento al alcance de todos.

No cabe duda de que los cursos online, como base de la formación ya del presente y, como no, del futuro, tienen un enorme campo de evolución por delante.

Ya no será real aquello que se cuenta de que si un médico del siglo XIX entrase en un quirófano del siglo XXI no sabría qué hacer, pero que sin un maestro del XIX accediese a un aula del XX, sabría perfectamente dar una clase.

La realidad es que hoy, un profesor del siglo XIX, evidentemente, poco podría hacer ante lo que ya conocemos como las aulas del Siglo XXI.

Formación a distancia, cursos online como la mejor forma de estar en el presente y prepararse para un futuro que ya está aquí.

Ya no hay barreras, salvo las que nos pongamos cada persona. El mercado laboral, cada vez más exigente, tiende a una gran profesionalidad y especialización, por lo que la formación a través de cursos online, se convierte en tu puerta de entrada para la mejora de tu desarrollo personal y profesional en un mundo en constante cambio.