Controlar las emociones te será más sencillo después de leer a Ajahn Brahm

 

De cómo controla las emociones depende nuestra calidad de vida.

 

Cuando hablamos de controlar las emociones, nos parece algo disparatado y fuera de nuestro control, pero tras la lectura de este libro, te aseguro que te podrás reir al reconocer que es más fácil de lo que te piensas.

“No te preocupes, ¡enfádate sui quieres!” Ajahn Brahm Editorial Kairós.

Este que te presento, es uno de esos volúmenes que podrás leer de una sentada, pero al que luego volverás muy de vez en cuando para disfrutar de cada una de las historias que te cuenta Ajahn Brahm, monje budista, que te cuenta desde la cotidianidad, como dejarse llevar por el río de la vida, es garantía de bienestar emocional.

A través de 108 historias breves y haciendo un buen ejercicio de concreción y justa medida en cada relato, el autor te ofrece un pequeño golpe-caricia de conciencia en el que, a través de la sonrisa, sabrás encontrar esas pequeñas claves que hacen que, cualquier acontecimiento de la vida cotidiana, puede volverse una gran enseñanza de vida.

Por lo general, nos movemos a golpes de emoción, creyendo que desde ese proceso, no podemos hacer nada por cambiarlo, pero cuando vas encontrando las pequeñas “migas de pan” que Ajahn te deja en cada una de sus historias, te das cuenta de que sólo tú eres el dueño de tu posicionamiento frente a ellas.

Con un absoluto dominio de la parábola humorística y con una reveladora inspiración, cada una de las historias que se van desgranando en el libro, se convierten en una verdadera y reveladora lección de vida para quien las lee. Terminarás dándote cuenta de que controlar las emociones es más sencillo de lo que pensabas

Si sigues de manera habitual mi trabajo como consultor en desarrollo personal y profesional basado en mindfulness o atención plena, habrás podido observar que no soy un “ortodoxo” del tema, sino que me gusta encontrar la aplicación práctica de todas las enseñanzas para ponerlas en marcha en nuestra vida cotidiana, sin tener que apartarse de la vida en un retiro eterno. Y es que controlar las emociones para que ellas no te controlen a tí, es más sencillo de lo que pensamos, pero necesita de trabajo y dedicación

La vida está ahí, justo donde estás ahora mismo, para sentirla, vivirla y valorarla. A veces ni siquiera hay que cambiar de vida, sino ser consciente de ella, de su inmediatez y presencia en el instante presente, para disponer de una mejor calidad de vida y pasar por ella con el sabor de tener las riendas y no dejar que otros decidan por ti.

 

 

 

Leyendo este buen libro, podrás darte cuenta de lo mucho que nos complicamos la vida, de las muchas cargas emocionales que asumimos creyendo que es lo normal y los muchos enfados que son superfluos y que no sirven para nada.

Todo es más sencillo de lo que pensamos. La clave está en “darse cuenta” -como solemos hacer cuando comenzamos a practicar mindfulness o atención plena- de que todo es pasajero y que la angustia siempre suele aparecer cuando nos enganchamos a esos pensamientos negativos que aparecen cuando menos lo esperas y creemos que las emociones nos atrapan, cuando lo deseable es aprender a controlar las emociones para tomar las riendas de tu propia vida.

108 historias para aprender de la vida, 108 historias para sonreír con complicidad ante lo que nos cuenta Brahn en este “No te preocupes, ¡enfádate si quieres!”.

No sólo te recomiendo su lectura, sino que cuando puedas, le regales un ejemplar a esa persona que, seguro, conoces y que sabes que le hace falta esbozar una sonrisa para dejar a un lado tanta preocupación cuya solución seguro que está en subirse en la cresta de la ola, en vez de intentar arremeter contra ella día tras día.

“separar la mente de las dificultades que la rodean” y seguir el “método monje” es una de las invitaciones que el autor nos hace al comienzo del libro. Eso sí, después de explicarnos cómo realmente se pela un plátano…Sí, así es Ajahn Brahm, un verdadero maestro en llevar el arte de lo cotidiano a lo más profundo del pensamiento y un verdadero “enseñante” en el camino de aprender a controlar las emociones para que ellas no te controlen a tí

Un libro que, estoy seguro, te va a sorprender. ¿a qué esperas para leerlo?.