Si quieres disponer de unas buenas ideas para vivir sencillamente, el maestro Alan Watts te invita a hacerlo desde las páginas de este libro 

“Sencillamente así”. Sobre el materialismo, la tecnología y el universo inteligente. Alan Watts. Editorial Kairós 

 

 

Vivir sencillamente es una opción.

 

Como seres humanos, tenemos la libertad de disponer nuestras demandas y necesidades como bien queramos (otra cosa es que nos dejen o podamos), pero también tenemos la opción de preguntarnos cómo vivir sencillamente con el fin de disponer de una vida con más calma y en una mejor relación con el mundo que nos rodea y con nuestro ser más íntimo.

 

Los caminos de la vida sencilla.

 

Descubrí a Alan Watts allá por el año 94, cuando comenzaba a interesarme por el Zen. Leer su “El Camino del Zen” me supuso un espaldarazo para mi camino y mi práctica.

He seguido leyendo algunas de sus más de 25 obras, pero sigo teniendo como libro de cabecera “El Camino del Zen” al que suelo acudir alguna que otra vez.

Y ahora, sumo a esos “libros de cabecera” que siempre quieres tener a mano, este “Sencillamente así” del que me han surgido muchas respuestas a la necesidad de cómo vivir sencillamente, no sólo desde la óptica materialista, sino también en esa vertiente espiritual que siempre engloba nuestra práctica personal.

 

 

Discurrir por su lectura atenta, es caminar por una invitación a la aventura personal de descubrir nuestro mundo desde otra óptica y poner atención en cosas y aspectos que antes no poníamos o no estábamos acostumbrados a poner.

 

Cómo la vida cambia si tu cambias.

 

El libro se forma a través de una serie de seminarios que fue dando a lo largo de su vida, y en esta búsqueda de saber cómo vivir sencillamente, nos lleva a tres interesantes ámbitos de nuestras vidas, como son: “el dinero frente a la verdadera riqueza, la espiritualidad de un materialismo más profundo y cómo la tecnología y la espiritualidad nos están guiando hacia una mayor interconexión en el universo que habitamos”.

Y es que en es camino de saber cómo vivir sencillamente, te invito a descubrir lo que te cuenta Watts a lo largo de sus muy interesantes páginas y te resumo, a través de sus palabras, el camino que yo encontré a través de la lectura de “El Camino del Zen” y, ahora, de este “Sencillamente así” que me sigue renovando mi actitud vital con todo lo que me rodea y con mi propio SER, ESTAR, HACER y TENER en este mundo tan cambiante.

 

Tu reconciliación con la vida sencilla.

 

Dice Alan Whatts:

“Regocíjate en todo lo que haces habitualmente. Se supone que es más gratificante acabar cuanto antes el trabajo y dedicarnos a otra cosa, pero la recompensa está aquí. No hay prisa. Para el maestro del placer, todo en la vida es un ritual. Accederemos a la gran vida si no la buscamos”