Tiempos como los que estamos atravesando, generan muchas preguntas acerca de cómo solucionar problemas psicológicos.

 

Cuando nos damos cuenta de que tenemos algún tipo de problema psicológico, ya sea este de ansiedad, alguna fobia, problemas personales, para relacionarnos, no llevar bien un duelo o tener problemas de pareja, a veces es demasiado tarde si no tomamos pronto “cartas en el asunto”.

 

La psicología de cercanía.

 

En mi búsqueda de respuestas y en el encuentro con profesionales que hago de vez en cuando, hay personas que me entregan una mayor facilidad a la hora de responder a cómo solucionar problemas psicológicos.

Es el caso de Jacobo Blanco, buen profesional, psicólogo en Delicias en Madrid, cerca de donde viví antes de trasladarme a Granada.

En el Centro Dyadis puedes encontrar muy buenas respuestas a cómo solucionar problemas psicológicos en prácticamente todos los ámbitos de la psicología.

Es algo que no debemos pasar por alto. Quienes hemos atravesado la barrera de los 40 y, especialmente de los 50, pertenecemos a unas generaciones en las que el trabajo de los profesionales de la psicología estaba algo escondido porque no se veía bien el acudir a ellos.

Gran error. Afortunadamente, esa época ya pasó y ahora, especialmente en estos momentos de turbulencias, se hace indispensable acudir a estos excelentes profesionales perfectamente formados y especialistas en sus conocimientos.

La vida, algunas veces, discurre por caminos complicados y duros.

La pérdida de un ser querido, la aparición de la ansiedad o la depresión, la soledad que enferma, la ruptura de una pareja, la pérdida del trabajo, los problemas con niños y adolescentes, hace que sea necesario saber cómo solucionar problemas psicológicos de los que solos no podemos salir.

 

Un buen profesional para una buena ayuda.

 

Jacobo Blanco ha sabido en su carrera profesional, enfocar su trabajo hacia la cercanía con quien acude a la consulta y, además, lo hace abriendo las páginas de su espacio en la red para facilitar ese acercamiento profesional.

Hoy en día, es un acierto vital disponer de la psicología y de buenos profesionales para trabajar en nuestro propio crecimiento personal sin tener por qué ocultarse de nada.

Como me gusta recordar cuando hablo de mindfulness: el dolor es consustancial a la vida, pero el sufrimiento es opcional.

Por eso es fundamental reconocer buenos espacios en los que buenos profesionales se pongan a tu disposición para, desde la cercanía y la amabilidad, mostrar con su labor caminos para saber cómo solucionar problemas psicológicos.

Si sientes que lo necesitas, no lo dudes y ponte en marcha antes de que sea demasiado tarde.

Es bueno limpiar el camino para andar sobre la amabilidad de la vida.

La psicología, sin duda, puede ayudarte y mucho.