cómo hacer meditación en casa. Una guía sencilla y rápida para empezar

 

Para saber cómo hacer meditación en casa y poner en práctica tus técnicas de atención plena o mindfulness te voy a contar algunas ideas y consejos que te serán de utilidad.

Pero antes de nada, quiero dejarte claro que entiendo por hacer meditación en casa y qué es eso de mindfulness o atención plena.

¿empezamos?.

Ha llegado el momento de saber cómo hacer meditación en casa para mejorar tu desarrollo personal e incluso profesional.

Qué es meditación mindfulness y qué es meditar.

Nos ponemos manos a la hora.

Antes de nada, quiero que conozcas que entiendo por meditación mindfulness y qué es eso de meditar porque es seguro que te ha llegado ya un montón de información pero no tienes claro todavía de qué va el asunto.

Como puedes encontrar en mi espacio de Plenacción “Qué es mindfulness”, entiendo la atención plena y el acto de practicar la meditación como la capacidad que tiene el ser humano para hacer uso de la herramienta de la conciencia, con el fin de poder instalarse en el aquí y ahora y desarrollarse desde el instante presente en todas sus capacidades para disfrutar de la magia y el milagro de vivir.

Por eso es bueno, ahora que te interesa, saber cómo hacer meditación en casa y poner mindfulness en tu vida cotidiana.

Lo que si te tiene que quedar claro es que meditar no es “dejar la mente en blanco”.

La mente jamás queda en blanco.

Lo que si aprendes es a relacionarte de otra forma más natural con tus emociones y tus pensamientos lo que hará que tengas otra forma de SER, ESTAR, HACER y TENER en este mundo tan acelerado que vivimos.

Las definiciones de mindfulness.

Te diría que hay tantas como practicantes de meditación mindfulness, pero a mi hay dos que me parecen las mejores.

La de Vicente Simón y la de Jon Kabat Zinn a quien se considera “el padre” del mindfulness occidental si me permites la licencia.

Vicente Simón dice que “mindfulness es la capacidad humana universal y básica, que consiste en la posibilidad de ser conscientes de los contenidos de la mente momento a momento”

Y mindfulness para Jon Kabat Zinn significa “prestar atención de una manera especial: intencionadamente, en el momento presente y sin juzgar”.

 

¿Para qué tienes que meditar?

Plantéatelo como una gimnasia mental para empezar a meditar en casa.

Se trata de encontrar un equilibrio en tu vida que te permita disponer de una nueva gestión del tiempo, para poner serenidad en tu día a día, para luchar contra el estrés y, sobre todo, para que aprendas a darte cuenta de la vida aquí y ahora.

Después podrás empezar a profundizar, pero para saber cómo hacer meditación en casa, será suficiente que poco a poco vayas practicando sin pedirte nada a cambio.

Simplemente por el placer de encontrar tu propio espacio de serenidad.

Consejos para empezar a meditar

Para saber cómo empezar a meditar en casa, yo te diría que no es bueno que te lo plantees como una obligación, sino más bien que lo vayas tomando como una agradable devoción.

Será disponer de un poco de tiempo y de un espacio para tí.

Un espacio en el que nadie tiene por qué entrar ni molestarte mientras practicas. Es tu momento.

Es tu espacio de amabilidad contigo.

Cómo empezar a meditar en casa

Es tan sencillo como encontrar un espacio de tiempo y un lugar adecuado en el que permanecer durante un tiempo en completo silencio y en completa inmovilidad.

Te recomiendo que lo hagas en posición sentada o con el apoyo de un cojín. El mejor es como el que aparece en la foto. Debajo te pongo un enlace en el que puedes encontrar más información sobre cómo hacer meditación en casa.

cómo hacer meditación en casa

cómo hacer meditación en casa con zazfú y zafutón

La postura es importante y más importante aún es que la posición de meditación no sea tumbada porque te será muy fácil entrar en somnolencia o directamente en modo sueño.

Cuando hablamos de meditación, hablamos de ser conscientes del aquí y ahora, de permanecer despiertos con atención, no de entrar en brazos de morfeo.

Meditar no es para soñar, sino para permanecer conscientes en el instante presente sosteniendo una actitud de ecuanimidad respecto a todo lo que ocurre a tu alrededor.

El espacio de meditación

Cualquier espacio para comenzar a meditar es bueno, pero te recomiendo que, si te es posible, encuentres un lugar en el que puedas estar sin que nadie te moleste durante, al menos, 15 minutos.

Lo ideal sería una media hora y si llegas a 40 minutos pues fantástico.

Luego podrás ir alargando el tiempo poco a poco.

Lo que necesitas para meditar

En realidad no necesitas nada, Tan solo un lugar y 15 minutos de tu tiempo, pero como cuando te apuntas a un gimnasio o vas a hacer running, puedes hacerlo hasta descalzo, pero te apetece disponer de una ropa a tu gusto y unas buenas zapatillas que no te destrocen los pies.

Pues con la práctica de la meditación pasa lo mismo.

 

Simplemente con una silla sería suficiente o con un cojín que tengas por casa, pero mi recomendación es que construyas ese espacio personal en el que te sientas con comodidad y que además sea perfecto y bueno para una adecuada postura.

Lo ideal es disponer de lo que se conoce como un zafú y un zafutón. Es lo que comúnmente conoceríamos como un cojín (pero especial) y una colchoneta.

Me refiero a esto:

zafutón1

Estos son lo que yo tengo. Son de muy buena calidad. Me los compré en el año 2000 y desde entonces tienen miles de hora de sentada y ahí siguen, sin un roto ni un descosido.

El momento de la meditación. ¿qué hora del día es mejor?

Para mí hay dos espacios temporales básicos a la hora de sentarte a practicar meditación. A primera hora de la mañana y justo antes de acostarte.

En mi caso, la hora predilecta es nada más levantarme.

Desde hace años he logrado hacerlo un par de horas antes de lo que lo hacía habitualmente y de esa forma he conseguido ganar un tiempo amable para mí en el que practico la meditación, puedo leer, escribir.

Es mi espacio personal e íntimo.

Este es un buen libro que te da buenas ideas para aprender a ganar esas horas especiales que podrás dedicarte y entre las que te recomiendo incluyas tus ejercicios de meditación en casa.

AQUÍ TIENES LA RESEÑA DEL LIBRO MAÑANAS MILAGROSAS

mañanas milagrosas

Mañanas milagrosas te va a descubrir una nuevoa forma de ver la vida cada mañana

 

 

¿Cuánto tiempo tengo que meditar?

Esta es la pregunta típica de quienes en algún momento descubrimos la práctica de cómo hacer meditación en casa.

Si no has practicado nunca antes meditación, te diría que para empezar a meditar, será todo un exitazo que te puedas sentar durante más de 5 minutos en completa inmovilidad. Es lo normal, no te preocupes.

Lo más efectivo es que el ejercicio de la práctica de meditación mindfulness sea de, al menos, 15 minutos. Eso está bien.

En mi caso, hago sentadas de 15-20 minutos y los fines de semana o en vacaciones las hago de 30-40 minutos. Y de vez en cuando alguna sentada doble de media hora cada una y entre medias unos minutos de meditación de pie.

Lo importante es que durante el tiempo que practiques la meditación estés en completo silencio y en absoluta inmovilidad.

 

 

Las técnicas de meditación. Qué postura adoptar

A la hora de hablar de técnicas y posturas, si todavía no dispones de cojín de meditación y esterilla o zafutón, lo ideal es una silla de asiento duro y sentarte con la espalda bien recta y sin apoyarte en el respaldo. Se trata de que mantegas bien firme la columna.

En el caso de disponer de tu zafú y zafutón, aquí te dejo un enlace por si no lo has abierto antes, en el que vas a ver exactamente cómo hacer meditación en casa de una forma sencilla y clara.

Lo mejor es centrarte en tu respiración sin que sea una respiración forzada. Algo natural. Centra tu atención en esa respiración, en como entra y sale el aire.

Una excelente forma de practicar esa atención deliberada, es contar respiraciones.

Al principio parece complicado y lo harás mentalmente, pero cuando lleves un tiempo, esa numeración se hará de forma natural.

Yo empecé contando de 1 a 5 en ciclos completos y cada 5 eran un ramillete. Luego otra vez hasta 5 y otro ramillete.

A los tres ramilleres a mí se me había olvidado cuantas respiraciones llevaba y ni siquiera me acordaba si eran de 5 o de 10.

Eso es lo normal porque nuestra mente siempre busca la evasión. No pasa nada. Respiras y vuelves a empezar.

La práctica de la meditación no puede ser para tí una tortura. Es un ejercicio de encuentro contigo. Un caminar hacia tu serendiad.

Los resultados de la meditación.

Esta es otra de las preguntas que nos hacemos cuando buscamos saber cómo hacer meditación en casa. Como en la vida, siempre buscamos resultados pero en el camino de la meditación, esto no es bueno.

No te preguntes por resultados. Símplemente practica. Diariamente.

Haz de la práctica de la meditación y de mindfulness un acto más de tu vida y trata de poner atención plena o mindfulness en tu vida cotidiana.

Eso se consigue con la práctica continuada.

Al final del artículo te dejaré un enlace de toda una aventura mindfulness online que puedes hacer conmigo. Un auténtico viaje al instante presente.

Los mejores libros para empezar a meditar en casa

Me encantan los libros, aunque como se dice en los monasterios Zen, “ellos son el dedo que señala la luna, pero no son la luna”.

En la práctica de la meditación y en el encuentro con una vida mindfulness, la lectura te descubrirá muchas cosas.

Para ello te dejo aquí el enlace a 5 libros muy interesantes para empezar en la práctica de la meditación y en el conocimiento de mindfulness.

Tienes el enlace directo por si quieres comprarlo y un enlace a mi reseña (haz clic en el título del libro) por si quieres saber de que va el libro en concreto.

-“Meditación para principiantes”

 

-“Un cerezo en el balcón”

 

-“Meditar día a día”

 

-“Meditar 3 minutos”

 

-“Los beneficios de la meditación”

 

 

como integrar la práctica de mindfulness o atención plena en tu vida cotidianas

Como te has preguntado cómo hacer meditación en casa, ya sabrás que la práctica habitual es absolutamente necesaria. Te va a costar al principio porque en la vida acelerada que llevamos, parece que no hay más hueco para la serenidad pero eso es un peligroso bucle.

Necesitas tiempo para tí con el fin de disponer de una vida más centrada y más saludable.

Te lo recomiendo de corazón.

Empezar a meditar es comenzar un nuevo camino de transformación personal que irás notando con el tiempo.

Aquí tienes todo un programa eminentemente práctico que puedes hacer onlie con todo mi apoyo y acompañamiento.

En el programa se trata de ir realizando una serie de prácticas que te propongo y que son perfectamente asimilables a tu vida cotidiana.

Es una experiencia de meditación y encuentro con tu espacio vital de forma simpática, amable y muy muy practica.

gestión del tiempo

 

 

Otros artículos relacionados sobre cómo hacer meditación en casa

Por si quieres profundizar o leer otros textos que tengo de iniciación a la meditación, aquí te dejo los enlaces correspondientes que, espero, te sean útiles.

Y recuerda que lo importante es empezar y que, sobre todo, la idea desde Plenacción es que puedas descubrir que “lo extraordinario está en lo cotidiano

-Cómo meditar en casa para conseguir una vida plena
-Meditar. 5 ideas para que no te líen
-10 claves para meditar