Para empezar a hacer mindfulness en la vida cotidiana, nada mejor que darse cuenta de que ha llegado el momento de establecer cambios y tomarse las cosas con cierto humor.

 

Algunas ideas para que empieces ya con el mindfulness.

 

Muchas veces me preguntan que como se puede empezar a hacer mindfulness e integrarlo en la vida cotidiana.

Cierto es que la respuesta no es sencilla, pero se pueden transmitir algunas ideas que pueden venir bien para empezar a hacer mindfulness.

Yo creo que la principal es llegar al momento en el que te das cuenta de que necesitas parar.

Necesitas establecer algún cambio en tu vida porque, en este mundo tan acelerado que entre todos y todas hemos  construido, vamos demasiado deprisa y no tardando llega el reventón en forma de estrés, ansiedad, enfermedad, mala alimentación, excesos y pérdida del propio sentido vital.

No te asustes. Todo tiene remedio. Para empezar, te diré que yo no me tomo el empezar a hacer mindfulness como una obligación ni algo super estricto.

Bastantes obligaciones tenemos ya, como para echarnos más piedras en nuestras mochilas vitales.

Para que te hagas una idea de lo que para mí significa la práctica de mindfulness, y lo que a mí siempre me ha ayudado en momentos de dificultad, pero también lo que disfruto en su práctica desde la paz interior, aquí puedes escuchar una entrevista en tres partes que me hizo Oliver Oliva de “El Club de los buenos días” donde hablamos de la práctica de mindfulness o atención  desde y con sentido del humor.

 

empezar a hacer mindfulness

empezar a hacer mindfulness

 

 

Para escuchar las entrevistas, si dispones de Amazon, te dan 3 meses gratis y puedes cancelar la suscripción cuando quieras.

Si no dispones de amazon, puedes darte de alta gratis durante un mes y antes, si lo deseas, puedes cancelar la suscripción.

Y es que para empezar a hacer mindfulness, no es bueno que te tomes la vida tan en serio. Tienes la posibilidad de cambiar cosas en tu vida. No es fácil pero se puede.

Una de las primeras cosas que te recomiendo, es aprender a hacer un poco de meditación.

En realidad, meditar es parar, detenerte, ser consciente de lo que habitas en el momento presente.

Para llevarlo a cabo, en mindfulness a esa práctica de parar y tomar atención lo metemos en el grupo de las prácticas formales.

Es decir, de las prácticas que necesitan de un tiempo concreto para trabajarlas.

Lo puedes hacer en cualquier caso, pero para empezar yo te sugiero que lo hagas en algún sitio en silencio en tu casa, tomando un rato en el que no te moleste nadie.

Aquí te dejo unos enlaces de otros artículos míos que te pueden ser de utilidad:

 

MEDITAR EN CASA

 

MINDFULNESS EN CASA

 

EL COJÍN DE MEDITACIÓN Y EL ZAFUTÓN

 

Para empezar a hacer mindfulness, también están las prácticas informales, que son esas en las que se pone en marcha tu atención serena en todas y cada una de las cosas que se llevan a cabo a lo largo de un día en tu cotidianidad.

 

 

Son ejercicios simples, toques de atención que haces a tu conciencia para que se asiente en el instante presente.

Si quieres empezar la práctica, te regalo 21 días de prácticas mindfulness.

Para iniciar tu experiencia, haz clic en el siguiente enlace:

 

COMIENZA TU PROGRAMA 21

 

Para dar comienzo a tu práctica, lo que te recomiendo es que pruebes. Es la mejor forma de comenzar a practicar mindfulness y te aseguro que no te vas a arrepentir.

Quiero recomendarte también algunos libros que te serán de utilidad en este camino que comienzas.

 

LOS 10 LIBROS QUE TE ACOMPAÑARÁN EN EL CAMINO MINDFULNESS

 

De corazón, te animo a empezar a hacer mindfulness.

Tienes, desde aquí, un montón de herramientas para empezar tu nueva etapa vital que, te aseguro, va a cambiarte para bien.

No te lo tomes como una carrera de obstáculos, sino que lo hagas con tranquilidad y sin prisas.

Hacer mindfulness, practicar la atención plena, no es hacer una carrera de obstáculos que te genere más estrés o ansiedad.

Hacer mindfulness es tomarse la vida de otra forma; es cambiar de gafas con las que mirar la vida y tu vida.

¡Empieza ya, aquí y ahora!