“Camina como un Buda. Aunque estés de resaca, tu jefe te agobie y tu ex te torture”. Lodro Rinzler. Editorial Kairós.

Este es uno de esos libros que estarás deseando leer. Imaginativo, rompedor, ilusionante, curioso, ameno e incluso transgresor. Su autor, un conocido articulista americano que, además de practicante de meditación, tiene una columna en el Huffington Post y en el Interdependence Project titulada “What Would Sid Do”, nos sorprende con este libro tras haberlo hecho ya con “El Buda entró en un bar” que os traeré próximamente.

Cuando hablamos de espiritualidad, no estamos hablando de religión exactamente, y, a veces, es difícil, tratar de hacer entender a la gente que caminar por la vida con una mirada más compasiva y atenta, no es volverte un simple y un lento, sino darle a tu momento una mayor fortaleza y una nueva visión sobre la realidad.

Rinzler, en todos sus libros y columnas es precisamente lo que hace, darle una auténtica naturalidad a una nueva forma de ver, sentir y hacer las cosas en un nuevo tiempo. Porque como señala el autor, puedes ser espiritual sin ser necesariamente religioso. En realidad no tienes que ser budista, Católico, Musulmán o Judío para llevar a cabo una forma de vida acorde con el espíritu de intentar y ser una persona mejor en un mundo en cambio.

Lo que el autor nos enseña a lo largo de sus páginas es a vivir honradamente, con sabiduría y compasión frente a todo lo que nos salga al paso en nuestra vida común.

 

Al fin y al cabo, está muy bien practicar un retiro de meditación, aislarse del mundanal ruido durante un tiempo o practicar cualquier tipo de meditación en el silencio de tu hogar, pero a los que, como es mi caso, nos gusta e incluso nos apasiona también, el mundo en el que vivimos y queremos cambiarlo desde dentro, ideas como las que nos expone el autor, nos hacen creer que, por supuesto, otro mundo es posible.

Trabajo, vivo, compro, rio, aguanto a gente que no me gusta, me aguantan a mí, a veces digo cosas de las que no estoy convencido, me caigo, vuelvo a levantarme, tiendo a tropezar en la misma piedra varias veces…incluso en un mismo día, pero trabajo en aplicar mi atención en ese instante en el que habito y mostrar a los demás que es posible.

He aquí una guía amena, clara, concisa y divertida para hacerlo y ser conscientes que es posible.

Responde a preguntas que todos nos hacemos y que “tienen que ver con salir por ahí, con las relaciones, el trabajo, la actividad social o con nuestros dilemas de la vida cotidiana”.

En definitiva: “Camina como un Buda ofrece sabiduría que puede aplicarse precisamente a las dificultades que suelen presentársele a cualquiera que pretenda caminar como un Buda: es decir, vivir honradamente, con sabiduría y compasión frente a todo aquello que le salga al paso en la vida”.