La ansiedad en los bebés es una realidad que, de no tratarla, puede ser peligrosa para su desarrollo.

 

Ser padres es una experiencia que, sin duda, cambia la vida de forma muy importante.

Este cambio no tiene que ser, ni mucho menos, negativo, sino que va a depender mucho de la labor que los padres hagan y no solo desde que nace el bebé, sino, como señalan muchos expertos, incluso desde todo el proceso del embarazo.

En esa aventura radical de ser padres y estar a cargo de la salud del bebé, es muy importante algo que la gente, por error, tiende a pensar y es que a los bebés no les afecta la ansiedad, cuando la realidad es que la ansiedad en los bebés es real y puede ser muy negativa

Ansiedad y estrés: una realidad evitable.

 

Como cualquier ser vivo, los bebés pueden sufrir estrés y ansiedad por muchos y variados motivos.

El problema es que hay, claro está, una dificultad para reconocer tanto las causas como las manifestaciones de la ansiedad en los bebés.

Y es que el cuidado de su salud no debe ser sólo física sino también emocional.

Los bebés, como los niños, son un ejemplo claro de maestría en el arte de estar presentes en el aquí y en el ahora. Son verdaderos maestros del mindfulness sin saberlo, y eso hace que sean más proclives a sufrir de estrés y ansiedad.

Todos los expertos señalan que es muy importante que los padres o los cuidadores y cuidadoras de los bebés, presten atención a aquellas manifestaciones que pueden señalar ese estado de ansiedad en los bebés.

El juego como factor esencial para evitar la ansiedad y el estrés en los bebés.

 

Algo importante a la hora de la prevención de la ansiedad y el estrés en los bebés y también en los pequeños en la temprana edad en la que empiezan a interactuar, es el juego.

Dedicar tiempo a jugar con ellos, pero también que tengan juguetes que les faciliten su desarrollo, es fundamental para prevenir la ansiedad.

Dra! Dendak es un acertado espacio en internet donde puedes encontrar todo tipo de juguetes para todas las edades, que, sin duda, te van a facilitar la tarea de luchar contra la ansiedad en los bebés.

Y es que juguetes como un quita miedos, o los populares dous dous pueden ayudarte a reducir el estrés y la ansiedad de los pequeños.

Los trastornos en la alimentación, del sueño, el llanto, la tensión corporal, pueden ser señales de que los bebés estén sufriendo de ansiedad o estrés.

Para reducir y evitar esos estados que pueden crear problemas en el normal desarrollo de los más pequeños, siempre es bueno la expresión de la cercanía, las muestras de amor, darle importancia al contacto físico y tender al establecimiento de buenas rutinas que vayan creando seguridad en los más pequeños de la casa.

La aventura de la cercanía y el amor para el desarrollo del bebé

 

Mecerlo con suavidad, arrullarlo, darle un masaje, bañarlo, mantener la calma, la música relajante, son también buenos comportamientos para ayudar al bebé o a los más pequeños a crecer con seguridad.

Los padres y los cuidadores o cuidadoras de los más pequeños, también tienen que trabajar en sus estados emocionales, porque aunque te pueda parecer extraño, los bebés captan esos estados.

Por tanto es también muy importante que los padres o quienes estén al cargo del bebé en la ausencia de los progenitores, cuiden especialmente su estrés y su ansiedad porque su estado puede ser percibido por el bebé.

Y no olvides que el juego es importante para su desarrollo. Al fin y al cabo, jugar también es vivir y habitar el tiempo disfrutando de los más pequeños de la casa creando un espacio seguro.