Cuando hablamos de práctica deportiva y en este caso de entrenamientos de running, se supone que hablamos de actividad, de no parar…de correr. Y cuando hablamos de Mindfulness o Atención Plena parece que hablamos de parar, de meditación, de lentitud…Entonces, ¿Qué tiene que ver Mindfulness con running si yo lo que quiero es correr?. entrenamientos de running con mindfulness es una nueva forma de disfrutar de tu experiencia deportiva favorita.

Y entonces vemos que tiene que ver más de lo que pensamos, porque practicar running no es solo salir corriendo y porque practicar Mindfulness no es sólo “lentitud”. también hacen falta entrenamientos de tunning y eso, con la atención olena es más que posible.

¿Qué hace tu cabeza, tu “máquina de liarla” cuando sales a correr?, ¿Por dónde se mueve tu cabeza cuando estás en una carrera y más si es una media o larga distancia?.

Así es, en ese caso, Mindfulness o la práctica de la atención plena, se convierte en una poderosa herramienta para concentrar tu mente y manejar tus emociones y el estrés que se deriva también en determinados momentos de tu ejercicio.

 

Hoy quiero proponerte 7 claves para entender la relación entre la práctica de Mindfulness y el running. 7 claves que te pueden permitir formar nuevos entrenamientos de running para mejorar tu estado de forma y disfrutar desde el aquí y el ahora

  1. Unir mente y cuerpo. Cuando corres no te dejas la cabeza en casa y en muchas ocasiones, más que tu cuerpo, es ella la que te dicta que ya no puedes más. La rumia mental a veces te detiene antes que tus piernas,
  2. Estar presente en cada paso y movimiento. Aprender a escuchar lo que te dicta tu cuerpo hace que disminuyan las lesiones. Sentir cada movimiento produce un efecto más relajador. No pienso en el kilómetro final, sino en la zancada que acabo de dar.
  3. No enocar sólo resultados. La práctica de la atención Plena o Mindfulness hace que tu mente no se centre sólo en el resultado y se abra a otros espacios de la práctica que beneficiarán tu ejercicio, tu salud y tu bienestar
  4. Centrar tu mente. Estar donde tienes que estar, en tu entrenamiento o en la competición. No dejar que la rumia de tus pensamientos te lleven a lugares fuera de donde estás, entorpeciendo tu práctica
  5. Mejorar tus decisiones. Desde la práctica de mindfulness, al ganar en presencia en la actividad que realizas, la toma de decisiones mejora considerablemente.
  6. Menor ansiedad, menor estrés. Una clave, especialmente en la competición, es el descontrol al que te puede llevar un mal manejo del estrés y de la ansiedad.
  7. La respiración. Tu aliada. Quizás sea esta la mejor clave para entender la poderosa relación que existe entre la práctica del running y la Atención Plena. Al practicar la respiración consciente, mejorarás tu rendimiento.

Si aún no has probado, sería bueno comenzar a practicar con entrenamientos de tunning basados en técnicas y prácticas Mindfulness, porque su práctica te permite desarrollar tu lado de “observador neutral” que te ayuda a observarte interna y externamente en todo lo que sucede en el entrenamiento y en la competición sin identificarte ni apegarte. Con libertad.

Desde Plenacción te seguiré contando cosas interesantes de Mindfulness y running. A mi me están siendo de mucha utilidad.