Cuando hablamos de Tao, también estamos hablando de mindfulness y por tanto del poder de la salud y el bienestar en nuestro desarrollo personal.

 

En “El Tao de la energía” vas a encontrar, como dice el subtítulo, qigong para todos con claves dietéticas y de salud.

 

“El Tao de la energía” J.M.Romero Editorial Kairós

 

Sin duda alguna, cuando hablamos del Tao, estamos hablando del poder inmenso que tiene la aplicación de la conciencia en el aquí y ahora para ser conscientes en todo momento del enorme poder que para nuestro propio desarrollo personal y profesional tiene el cuidado de nuestro cuerpo y de nuestro espíritu.

Este libro de J.M.Romero de la Editorial Kairós escrito por J.M.Romero con ilustraciones de Raúl Grabau Maestro, es una de esas buenas guías que debes tener en casa para que aprendas a aplicar las ideas que contiene en tu día a día.

Y es que entre las ciencias chinas de la salud, el autor nos habla y nos enseña algunas buenas prácticas de qigong y la dietética explicando muchos ejercicios a través de las ilustraciones de Raúl Grabau.

Al fin y al cabo, como dice el autor “tener la cabeza en otro sitio, disociando cuerpo y mente, minimiza el efecto de cualquier ejercicio. Es como ir con el freno puesto”, por eso la actitud de presencia absoluta contenida en las enseñanzas de mindfulness, vienen tan a cuento a la hora de la práctica de los ejercicios contenidos en el libro.

Hablar del Tao o de mindfulness es hablar de salud y bienestar. Hablar de presencia en el aquí y ahora, es hablar también de sabiduría y J.M Romero lo sabe hacer muy bien en este libro de la Biblioteca de la salud de la editorial Kairós.

J.M.Romero es uno de esos sencillos hombres sabios que te vas encontrando a lo largo de la vida. Autor de más de una decena de libros entre los que se encuentra “Las enseñanzas del sabio oculto” y un gran viajero que ha vivido en Pondicherry, Vientiane, Shanghai y Chiang Mai y un gran instruido en filosofías orientales, nos traen en este práctico libro que te recomiendo, un interesante estudio de las artes de la energía, particularmente del qigong, el taichí y la dietética.

Hablando del Tao y de mindfulness y de la práctica de la vida con conciencia, me he sentido muy identificado con las palabras de Romero porque a través de Plenacción es la línea que trato de llevar en todo momento, y es que “Tú eres el responsable de ti mismo, de tu salud física y mental. Ello te obliga, en primera instancia, a ser egoísta. A cultivar un egoísmo positivo. Tú eres el centro” y, obviamente, como siempre creo, un centro rodeado de otros millones de centros interrelacionados que conforman nuestro propio universo que es el de todos y todas.

Practicar el Tao, mindfulness, trabajar en tu propio cuidado es volver al centro de donde nunca deberíamos haber salido. Es el aquí y ahora en el que se mueve toda la vida instante tras instante.

Quédate con una idea:

-8 horas de obligaciones cotidianas.

-8 horas de actividades beneficiosas.

-8 horas de reposo.

Para llegar a ello no te vendrá mal leer “El Tao de la energía”. Sabrás sacarle el partido que su lectura merece.

tao