¿Qué tiene que ver el mindfulness aquí y ahora con las nuevas tecnologías?. ¿Cómo te posicionas ante ellas?.

 

Mindfulness aquí y ahora es el nuevo mantra que occidente ha descubierto, especialmente desde los años 90 del siglo pasado. A veces ese aquí y ahora se quiere tomar como apartarte del mundo. Para mí, mindfulness es ESTAR en el mundo aquí y ahora y todo aquello que tiene que ver con las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones facilita el acceso al nuevo mundo en el que habitamos.

 

Desde hace un tiempo, asistimos a una eclosión de la tecnología que nos termina afectando en lo personal; no hay más que pensar en las redes sociales que inundan nuestros espacios personales.

Cuando hablamos de mindfulness aquí y ahora, tendemos a pensar que ante la velocidad en la que vivimos, con su práctica vamos a tender a separarnos de el mundanal ruido para aislarnos en nuestra propio caparazón emocional. Nada más lejos.

Quien quiera puede tomar ese camino, pero a mí me interesa más ese lado de la práctica de mindfulness para tomar la presencia en el aquí y ahora como un espacio de consciencia en el instante presente que me ayuda a desarrollarme como persona en el cumplimiento de mis metas y objetivos.

Hoy, gracias a esas nuevas tecnologías, podemos acceder a toda la formación e información que deseemos, pero como desde la práctica de mindfulness aquí y ahora, hemos de trabajar nuestra presencia para no dejarnos arrastrar por tanta velocidad, sino aprender a trabajar con nuestro tiempo.

Tomar asiento en un cojín para meditar cada mañana o cada noche antes de acostarte, disponer de momentos de relax a lo largo del día, saber cuándo parar en el momento justo, reconocer los estados de estrés y no sucumbir a las emociones dañinas, son vías de práctica en las que has de trabajar.

En ese sentido de mindfulness aquí y ahora, todo lo que tiene que ver con las nuevas teconologías, puede serte de gran ayuda. Te invito a que no les des la espalda, sino que aprendas a sostener una buena relación con todas ellas.

Siempre me gusta indicar que practicar mindfulness aquí y ahora, no es abandonar el modo de vida que lleves, sino cambiar aquello con lo que no te sientas bien para sostener una mayor presencia en el instante presente.

Un claro ejemplo de cómo sostener esa convivencia, la puedes encontrar en la lectura del libro De Laia Monserrat “Un cerezo en el balcón” en el que descubrirás como vivir con y desde la meditación en la gran ciudad.

Hoy no tienes por qué vivir en el aislamiento, sino que puedes disponer de tu propio poder personal para, a través de la práctica de mindfulness aquí y ahora, ser dueño y dueña de tu propia vida.

Mindfulness aquí y ahora para aprender a SER, ESTAR, HACER y TENER de otra manera en un tiempo nuevo. Es el momento aquí y ahora.

Recuerda siempre que SER y HACER son permanentes, pero ESTAR y TENER se mueven en la impermanencia. En el equilibrio de esos cuatro estados de conciencia, está el camino de tu serenidad y autocontrol.