Si estás en el camino en busca de la paz que sueñas, un buen ejercicio que te propongo es la lectura de este libro de Osho.

 

En busca de la paz” Osho Editorial Kairos

 

Son tiempos estos en los que están sonando constantemente esos tambores de guerra y no sólo en el ámbito internacional, sino también en el micromundo de las relaciones personales.

Excesiva tensión en el ambiente que debe reducirse cuanto antes.

Y en esa necesidad de paz aparecen libros como En busca de la paz que nos muestran desde una exquisita sencillez y humildad a ir elaborando ese camino de paz en todos y cada uno de los ámbitos en los que nuestras vidas se desarrollan.

La guerra solo desaparecerá cuando muchas personas se conviertan en una balsa de paz, de silencio, de comprensión”. Son palabras de Osho en “El sendero zen” y que abre este interesante libro.

La clave de esa búsqueda de la paz es la transformación de los individuos como acceso a ese sentido internacionalista de la paz.

En busca de la paz es el eje de la transformación externa e interna, individual y colectiva y que puede ser alcanzada a través de la meditación.

La lectura de En busca de la paz es un buen ejercicio de apertura de la conciencia hacia el despertar que supone la práctica del silencio como transformación.

 

La influencia de Osho desde la religión sin religión se hace patente en cada uno de los párrafos de este libro.

 

En una época tan turbulenta como la que atravesamos y desde ese ruido de fondo que se percibe en cada poro de nuestra vida social, la práctica del silencio y de la meditación se abre como un camino de lucha para la paz pues, como señala Osho, “dos mil personas meditando juntas en torno a un pensamiento, enfocándose en una decisión, pueden hacer que los latidos del corazón de cada meditador aumenten, que su determinación se fortalezca, que su conciencia también se vea afectada por las corrientes que llegan de todas las direcciones, por las ondas que le tocan desde todos los puntos”.

Esta búsqueda de la paz a través del silencio y la meditación es, al fin y al cabo, un ejercicio más de lo que siempre ha buscado Osho en cada una de sus charlas y libros “despertar la conciencia que está dormida en nuestro interior”.