Cuando hablamos de atención plena o mindfulness estamos hablando de vida, de consciencia en el instante presente y de aprender a estar aquí y ahora.

 

Conviértete en el Phileas Fogg de tu propia vida con una aventura de 80 días de atención plena o mindfulness.

 

Quiero invitarte a una genial aventura de atención plena o mindfulness a través de la práctica de ser consciente del instante presente. Quiero invitarte a que durante 80 días hagas una perdurable amistad contigo mismo.

Parece de locos ¿verdad?. Pues sigue leyendo y verás como la cosa no es tan de locos…

Nos pasamos la vida haciendo un absurdo viaje entre el pasado (lo que nos provoca, como lo llama Hal Elrod en su libro “mañanas milagrosas” un efecto “espejo retrovisor” que hace que nuestro presente esté constantemente limitado por nuestra interpretación del pasado) o viajando hacia un futuro que no existe, pero que de la misma forma que con el “espejo retrovisor”, nos limita nuestro presente llenándolo de miedo que hace que nos situemos constantemente en nuestra “zona de confort”.

Pero ¿qué ocurre cuando somos capaces de saltar esas limitaciones viviendo en todo momento desde el aquí y ahora?. El efecto es que recuperamos nuestra libertad perdida y dejamos a un lado esos temores infundados que nos atenazan y nos limitan y somos más capaces de invertir en nuestro propio desarrollo personal y profesional.

Todo ello se consigue desde la práctica de la atención plena o mindfulness con trabajo y dedicación. Especialmente cuando lo hacemos de forma continuada, creando así un hábito en nuestros días.

Entrar en la práctica de la atención plena o mindfulness, es entrar también en la vía del encuentro con nuestra propia serenidad interior, lo que hace que aprendamos a acallar esa demoledora voz interior que siempre trata de ponernos límites y destruir nuestra capacidad de acción.

Ahora te invito a una genial aventura para que, como un Phileas Fogg de tu propia vida, hagas un recorrido de 80 días en la vuelta a tu propia vida para conseguir ese sentido de serenidad y enfoque en el aquí y ahora que necesitas.

Muchos son los beneficios de la práctica de la atención plena o mindfulness. Sería extenso exponértelos en este post, así que te invito a que hagas la búsqueda en cualquiera de los buscadores de internet y te sorprenderás de todo lo beneficioso que puede aportarte una experiencia de atención plena o mindfulness.

Te invito a que lo pruebes y para ello no tienes más que entrar en este enlace y te contaré con detalle qué es eso de un viaje al instante presente en 80 días de prácticas de atención plena o mindfulness.

Dí que sí, no te pongas límites y da un paso nuevo hacia otra forma de SER, ESTAR, HACER y TENER en un tiempo nuevo para que así puedas descubrir que, en realidad, lo extraordinario está en lo cotidiano.

atención plena o mindfulness

atención plena o mindfulness para aprender a practicar mindfulness con el PROGRAMA 40 Y PROGRAMA VIVO AHORA